Carolina Collantes en Pulso: Certeza Tributaria

Abr 30, 2018 | Asesoría, Litigación y Cumplimiento Tributario, Carolina Collantes, Destacados, Prensa

“Quiero cumplir mis obligaciones tributarias y pagar los impuestos que correspondan”. A primera vista este contribuyente es el ideal, y nunca tendrá problemas con el SII. ¿Es así?

Antes de la reforma del 2014, además de la ley, el contribuyente contaba con cuantiosa información sobre los criterios de fiscalización e interpretación que permitían a éste cumplir sus obligaciones tributarias con algún grado de tranquilidad. Ahora las cosas han cambiado, dado que es muy común escuchar entre los mismos contribuyentes que ya no saben si están en cumplimiento, o porque la ley es muy compleja, o porque pudiendo interpretarla con mediana claridad, no saben si será la interpretación que utilizará el SII en sus fiscalizaciones o la aplicación que harán de la misma los tribunales de justicia.

Entonces, ¿cómo avanzamos en alcanzar certeza en materia tributaria? La pregunta no es fácil, pero parece razonable partir por una reforma que simplifique el actual sistema, haciéndose cargo de los problemas ya detectados así como de aquellos que surgirán en esta primera operación renta.

Esta nueva reforma requiere de un trabajo de revisión de las falencias del sistema, donde la voluntad de todos es necesaria. Por un lado, el Ejecutivo enviando un proyecto acorde a las necesidades; por el otro, un Congreso proactivo e informado de las implicancias prácticas de lo que se apruebe; y por último una interpretación y aplicación uniforme y oportuna por parte del SII y de nuestros tribunales, respectivamente.

Haciendo un símil, cuando a una persona le duele algo, va al médico para que lo diagnostique y le dé un tratamiento. Si esa misma persona logra identificar la razón que produce este malestar, podrá tomar medidas preventivas. Ahora bien, si esa persona no tiene la capacidad de reconocer sus síntomas, el médico carecerá de herramientas para el adecuado diagnóstico, y ni pensar en medidas preventivas. Por último, si agregamos a lo anterior que el médico le recomienda algo para esa dolencia, y luego el mismo médico dice que lo recetado no sirve en la siguiente consulta, el paciente se siente perdido.

En materia tributaria ocurre lo mismo, si el contribuyente conoce y entiende el sistema tributario y sus reglas, podrá identificar dónde tiene sus problemas para hacerse cargo de la solución de los mismos. Por el contrario, si el contribuyente no entiende el sistema tributario, el no saber, siguiendo la analogía anterior, si está enfermo o no, o la gravedad de su enfermedad, genera en él incertidumbre, junto con que, al no poder tomar medidas preventivas para impedir equivocaciones e incumplimientos, lo expone a fiscalizaciones del SII.

Por último cabe señalar que los procesos de fiscalización que terminan objetando el tratamiento tributario de una determinada operación, son precursores de fiscalizaciones de años posteriores. Así es de esperar que cuando una operación es revisada por el SII y a su respecto no se presenten objeciones o reparos, este debiera ser suficiente para dar certeza al contribuyente que está haciendo bien las cosas y que no se verá enfrentado a una liquidación en los años sucesivos por este mismo concepto. Es decir, que no está enfermo.

Artículo Original: Pulso.cl

Este sitio contiene material protegido por los derechos de autor, su uso no siempre ha sido específicamente autorizado por el mismo. Baraona Fischer Spiess declara que el uso de este material es parte del esfuerzo por ponerlo a disposición del público para el mejor entendimiento de los temas legales y regulatorios. Los autores de cada entrada entregan opiniones personales. Los contenidos no constituyen ni reemplazan la asesoría legal, y no pretenden ser técnicamente exactos ni completos. Baraona Fischer Spiess no es responsable del contenido de los blogs, ni de páginas web con enlaces o links hacia o desde nuestra página.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *