Controvertido oficio sobre normas CFC

Nov 16, 2017 | Asesoría, Litigación y Cumplimiento Tributario, Destacados, Isabel Espinoza

La autoridad tributaria (SII) emitió hoy un pronunciamiento altamente discutible sobre la norma conocida como CFC (oficio 3106/2016). Esta norma obliga a tributar en Chile por las utilidades obtenidas por sociedades extranjeras controladas por un residente en Chile si, entre otros requisitos, estas utilidades superan las UF 2.400 (aproximadamente USD 100.000). Al respecto, el pronunciamiento establece que tales UF 2.400 se calculan en relación a los ingresos brutos de la sociedad extranjera; no en relación a sus utilidades.
Esta interpretación vulnera el texto expreso de la norma. También es inconsistente, porque obligaría a computar ingresos brutos en Chile en circunstancia que el resultado podría ser de pérdida tributaria.
Las normas CFC gravan las “rentas pasivas percibidas o devengadas” por entidades controladas en el exterior. Para estos efectos, la ley define de forma expresa y taxativa el concepto de “renta pasiva”. Entre ellas, se incluyen las “ganancias de capital” o “mayores valores” provenientes de la enajenación de derechos o acciones. Luego, la propia definición de “renta pasiva” es categórica en incluir exclusivamente la utilidad o ganancia derivada de la enajenación de acciones o derechos y no el ingreso bruto o precio de venta de las mismas. La intención de la ley de gravar exclusivamente utilidades y no ingresos brutos se manifiesta, asimismo, en la aplicación de las normas sobre determinación de la base imponible del impuesto de primera categoría (ingresos, menos costos y gastos necesarios) para efectos de determinar las rentas pasivas computables en Chile.
El N° 6 de la letra D del artículo 41 G de la LIR establece una excepción a la aplicación de las normas CFC. Al efecto, esta norma dispone que cuando las “rentas pasivas percibidas o devengadas” en el ejercicio no excedan UF 2.400 no se deben considerar como devengadas en Chile (y por lo tanto, no se encuentran afectas a impuestos en el país). Al referirse a “rentas pasivas” percibidas o devengadas, esta norma se redirige de forma clara a la definición de “renta pasiva” contenida en la ley, que como señalamos, sólo incluye ganancias de capital y no ingresos brutos derivados de la venta de acciones.
No obstante la claridad de la normativa, el SII sostiene, de forma errónea, que para establecer el límite de UF 2.400 se deben considerar los ingresos brutos del ejercicio. Es decir, conforme a la opinión del SII, en la medida que una sociedad CFC obtenga ingresos brutos sobre UF 2.400, aun cuando su utilidad sea cercana a cero (derivado de costos y gastos asociados), su controlador en Chile estaría obligado a computar dicha utilidad.

Link: Oficio N° 2399, de 06.11.2017

Este sitio contiene material protegido por los derechos de autor, su uso no siempre ha sido específicamente autorizado por el mismo. Baraona Fischer Spiess declara que el uso de este material es parte del esfuerzo por ponerlo a disposición del público para el mejor entendimiento de los temas legales y regulatorios. Los autores de cada entrada entregan opiniones personales. Los contenidos no constituyen ni reemplazan la asesoría legal, y no pretenden ser técnicamente exactos ni completos. Baraona Fischer Spiess no es responsable del contenido de los blogs, ni de páginas web con enlaces o links hacia o desde nuestra página.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *