Max Spiess y María Elina Cruz sobre el caso Banmédica

Sep 25, 2017 | Destacados, Financiamiento y Mercado de Capitales, Libre Competencia, M. Elina Cruz, Max Spiess

No sólo en Chile se ha sentido el ruido por el posible uso de información privilegiada tras la fuerte alza en las acciones de Banmédica hace algunos días. Esto, previo a conocerse el hecho esencial que confirmó el interés de la estadounidense UnitedHealth. “Me interesa saber si hubo front running en la venta de Banmédica. Todo indica que sí, por lo que me gustaría saber qué está haciendo el regulador local al respecto”, dice el representante de una multinacional financiera en el país.

“Esto suena mal. Una persona que mira esto desde afuera no lo ve bien, es una suerte de subdesarrollo del mercado financiero local. Aquí hay algo que no cuadra”, dice Erwin Hansen, académico del Departamento de Administración de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile. “Sabemos que cuando hay OPA los precios suben, pero no de esta manera”.

Esta vez no se trataría de un caso más. Con la reciente creación de la Comisión del Mercado Financiero (en proceso de instalación para operar ampliamente en 2018), y el nombramiento de Carlos Pavez, actual titular de la SVS, como su presidente, crece el interés por saber si Chile realmente elevará su estándar regulatorio. “Si en este caso la SVS no hace nada, la señal para el inversionista tanto nacional como internacional será que hay una falta de madurez regulatoria que hace de alto riesgo invertir en Chile”, dice Claudio Bonilla, profesor titular de la U. de Chile y Ph. D en economía de la Universidad de Texas.

Si bien la Superintendencia de Valores y Seguros ofició a las corredoras de bolsa por las operaciones realizadas en torno a la empresa (un fin de semana después del hecho esencial que anunció un acuerdo de posible OPA sobre Banmédica), en el mercado quedan dudas respecto a si se agotarán los recursos para confirmar si este es o no un nuevo caso de uso de información privilegiada.

El rol de la SVS en el caso CFR en 2015, donde el organismo solo actuó a partir de la fiscalización del regulador estadounidense (SEC), es citado por varios como un mal antecedente. A ello se suman las dudas no zanjadas sobre eventual uso de información privilegiada antes de la venta de Cruz Blanca a Bupa; de un porcentaje de AFP Habitat a Prudential y otros casos más recientes en los que la SVS sale mal parada, como el de Continental FX.

La duda aumenta al no existir la posibilidad de que la autoridad foránea llegue a intervenir en este caso, dado que Banmédica, a diferencia de lo ocurrido con CFR, no transa instrumentos en EE.UU.

“Desde el punto de vista legal, en Chile está todo bien: la SVS puede abrir una investigación, tiene facultades para requerir documentos; pedir comunicaciones, puede allanar, etc.”, dice María Elina Cruz, consejera del Centro de Derecho Regulatorio y Empresa de la Universidad del Desarrollo. “Pero aunque la SVS y la nueva Comisión del Mercado Financiero tengan atribuciones para poder sancionar este tipo de conductas, que son muy graves y creo bastante comunes en Chile, es muy probable que veamos lo de siempre, donde la ley se hace y no se implementa. Esto es un poco al revés del Sernac, el que se dice que es un león sin dientes, o sin garras: esto es como las garras sin león. No hay ninguna razón para explicar la baja proactividad que ha tenido la SVS tanto en este caso como en otros anteriores”, señala.

“No se ve que los fiscalizadores estén activos como la protección del mercado requiere que lo sean”, dice Max Spiess, de Baraona Fischer Spiess. “Acá se trata solo de aplicar la ley”.

Entre algunos agentes se percibe un tono de desesperanza por lo que pueda ocurrir en este caso. “Que haya habido filtración de información de una transacción como ésta es de mucha gravedad. Un inversor extranjero que, por ejemplo, haya vendido sus acciones previo a la información de la OPA sentirá que no juega en una cancha pareja”, dice una alta autoridad del mercado financiero local, quien prefiere no dar su nombre. “Hay tecnologías disponibles que permiten a los reguladores y partícipes del mercado monitorear fácilmente este tipo de operaciones en línea, pero que en Chile no se han adoptado”, asegura.

Max Spiess advierte que para efectos sistémicos, el uso de información privilegiada es como usar doping en una carrera de bicicletas. “Si uno está dopado y los otros no, tú sabes quién va a ganar, entonces no tiene sentido hacer la carrera. Lo mismo pasa con el mercado de valores: si tú sabes que alguien tiene información privilegiada, para qué siquiera tienes un mercado, si sabes que los que entran a él van a ser defraudados. Con esto lo único que haces es destruir el mercado de capitales. El uso de información privilegiada no es ni más ni menos que el cáncer del libre mercado”.

Otros aseguran que para el caso chileno, esta figura termina siendo más grave que en otras latitudes. “No sé si este es un caso de uso de información privilegiada. Pero este es un tema mayor en nuestro país, porque a diferencia de Estados Unidos, donde esto afecta solo al mercado financiero, un caso como este podría ser expropiatorio para todos quienes tenemos plata en las AFP, que invierten por nuestra cuenta en estos instrumentos”, dice Rodrigo Wagner, académico de la U. de Chile y Ph.D. en Economía de la Universidad de Harvard.

“Yo veo muchos temas de libre competencia y siempre me preguntan qué pasó, por ejemplo, en CMPC, y si Eleodoro Matte sabía o no, como director. Y mi respuesta siempre es la misma: no sé si sabía, pero sé que la superintendencia debiera saber, y era libre de haber abierto una investigación. No lo hizo, pese a que fue un tema que afectó a todos de manera fuerte”, dice María Elina Cruz, también ex directora del Centro de Libre Competencia de la Universidad Católica. “Lo que se repite en todos estos casos es finalmente una falta de actividad de las personas que han estado a cargo de las superintendencias. Esto transversalmente, no solamente con personas de este gobierno”, señala.

Otros, sin embargo, no pierden la esperanza de que el regulador financiero local actúe con eficacia. “Para mi gusto, hasta el momento la SVS no ha sido lenta. Ha llevado a cabo el procedimiento, y el procesamiento de datos toma tiempo”, dice Erwin Hansen. “Si bien es cierto que ha habido casos en el pasado que han quedado abiertos, hay otros que sí han derivado en sanciones a personas, como el mismo caso de Sebastián Piñera, que fue multado”.

En lo que sí coinciden varios consultados es en que este caso, considerando el proceso de transición que experimenta el regulador chileno, puede ser clave. “No agotar los recursos en este caso sería verdaderamente una muy mala señal, por lo tanto creo que la SVS tiene que levantar polvo, tiene que hacer su pega aunque luego no se pueda demostrar nada”, dice Bonilla, de la U. de Chile. “En cualquier circunstancia, esta será una señal que quedará en el mercado”.

“La Comisión del Mercado Financiero tendrá más atribuciones que la SVS, las que serán cuasi policiales”, dice María Elina Cruz, de la Universidad del Desarrollo. “Pero es difícil saber si esto es suficiente: el delito de uso de información privilegiada en su forma actual existe al menos hace diez años, pese a los cual han existido muchos casos. Hoy la CMF y la SVS están funcionando paralelamente, pero ya el próximo año la Comisión pasa a reemplazar a la SVS y también eventualmente a la de bancos”, recuerda.

La CMF es una nueva institucionalidad para la regulación y supervisión de los mercados de valores y seguros, creada por la Ley N°21.000 y publicada a comienzos de este año. Los cambios teóricos más relevantes respecto de la operatoria actual de la SVS incluyen: un cuerpo colegiado de cinco miembros; grados elevados de independencia para los Comisionados y su Presidente; más herramientas de investigación intrusiva para detectar determinadas infracciones; separación del proceso investigativo respecto del proceso sancionatorio; defensa legal de los funcionarios; y obligación de consulta pública y estudios de impacto de los cambios regulatorios.

Artículo Original: El Mercurio

Este sitio contiene material protegido por los derechos de autor, su uso no siempre ha sido específicamente autorizado por el mismo. Baraona Fischer Spiess declara que el uso de este material es parte del esfuerzo por ponerlo a disposición del público para el mejor entendimiento de los temas legales y regulatorios. Los autores de cada entrada entregan opiniones personales. Los contenidos no constituyen ni reemplazan la asesoría legal, y no pretenden ser técnicamente exactos ni completos. Baraona Fischer Spiess no es responsable del contenido de los blogs, ni de páginas web con enlaces o links hacia o desde nuestra página.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *