Operación Renta 2018: Boris León y el manejo de obstáculos del nuevo proceso

Mar 26, 2018 | Asesoría, Litigación y Cumplimiento Tributario, Boris León, Destacados, Prensa

Los cero y uno en las declaraciones juradas

Las principales empresas auditoras, abogados tributarios y el Colegio de Contadores, al ser consultados, identificaron varios problemas que surgieron a medida que iban llenando las declaraciones juradas (DJ). El principal, explica Boris León, socio de Baraona Fischer Spiess y que lidera el equipo de auditores de este estudio, fue que principalmente las pequeñas y medianas empresas tienen sus balances contables anuales cerrados a fines de marzo, por lo que las DJ tuvieron que ser enviadas con “ceros” o “uno”, es decir, sin la información precisa. “Como aún no tenemos los resultados finales, se tuvieron que hacer las declaraciones con números preliminares, y en varios casos las DJ se rellenaron con ceros y unos, entendiendo, y explicándoles a los clientes, que después vamos a tener que rectificar”, cuenta. “Muchas declaraciones se entregaron con datos preliminares, porque los balances finales no estaban listos, lo que obligó a una doble labor. Apurar a la gente de auditoría, para nosotros poder enviar las declaraciones con los datos finales. En varios casos no se logró y tuvimos que enviar con información preliminar, asumiendo los eventuales costos y problemas que ello puede conllevar”, agrega Andrea Villalobos, senior manager del departamento legal y tributario de PwC.

Otro problema práctico que identificaron los consultados tiene que ver con la aclaración que el pasado 5 de marzo emitió el SII. El oficio que publicó el Servicio respondió a una duda técnica de algunos asesores tributarios respecto de la forma en que se debía ajustar el saldo inicial de las utilidades afectas a impuesto final. Concretamente, la duda se refería a que si daba como resultaba un valor negativo en el cálculo, este podía ser descontado. La respuesta fue que sí podía ser descontado, y se agregó que esto podría implicar incluso que se “compensen”, de tal manera que el saldo inicial de las rentas afectas a impuesto resulte cero. “El problema es que el SII aclaró mediante un oficio, donde pocos se enteraron, cómo se debía operar con una renta afecta a impuesto negativa, dos días antes de enviar la declaración jurada”, explica Alejandro Vera, presidente del Colegio de Contadores de Chile. “Esa noche, todo mi equipo tuvo que quedarse hasta la una de la mañana rehaciendo todas las declaraciones juradas”, cuenta Hugo Hurtado, socio de Tax & Legal de Deloitte. En todo caso, en el SII aclaran que hasta ahora no se han percatado de que una cantidad masiva de declaraciones les hayan llegado con ceros y unos, pero de haberlas, los contribuyentes tendrán tiempo para rectificar, y sin multa.

Artículo Original: El Mercurio

Este sitio contiene material protegido por los derechos de autor, su uso no siempre ha sido específicamente autorizado por el mismo. Baraona Fischer Spiess declara que el uso de este material es parte del esfuerzo por ponerlo a disposición del público para el mejor entendimiento de los temas legales y regulatorios. Los autores de cada entrada entregan opiniones personales. Los contenidos no constituyen ni reemplazan la asesoría legal, y no pretenden ser técnicamente exactos ni completos. Baraona Fischer Spiess no es responsable del contenido de los blogs, ni de páginas web con enlaces o links hacia o desde nuestra página.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *