Hoy se retoma la discusión en la comisión de Hacienda de la Cámara y se espera que comience la votación.
A una semana de que sellara un acuerdo con los diputados de la DC para aprobar la idea de legislar, ayer la Presidencia envió un oficio a la Cámara de Diputados, en el cual repone la urgencia simple al proyecto de ley de modernización tributaria. Con esa medida, que establece un período de 30 días para despachar desde la cámara de origen el proyecto, el Ejecutivo busca apurar el tranco del debate.

El Mercurio