Las últimas semanas han sido convulsionadas para la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech). Esto, luego de que cuatro de los 10 directores que componen la mesa liderada por Alejandra Mustakis presentaran su renuncia a la dirección del gremio. Motivos hay varios, y entre estos destacan críticas a la conducción de la corporación y a su rol público en el debate tributario. Así lo reflejan las cartas de renuncia de dos de los directores renunciados —Diego Fleischmann y Tomás Sánchez—, a las que tuvo acceso “El Mercurio”, y el acta del directorio en la que se revelan las diferencias sobre el debate tributario. Un hecho que marcó la controversia al interior de la mesa de Asech fue una entrevista dada en abril por Diego Fleischmann —el primer director en renunciar— a Diario Financiero. En ella, el empresario presentó su postura sobre el régimen tributario. “La integración es esencial en este proyecto de reforma tributaria; si no hay integración, mejor que no se legisle”, dijo. Postura que no fue vista con buenos ojos por el consejo, tal como quedó en evidencia en la sesión de directorio del 6 de mayo. Según el acta de esa reunión, el régimen tributario fue ampliamente debatido. Fleischmann señaló que Asech debe “dar la pelea” para que exista un sistema integrado para todas las empresas de Chile y no solo para las pymes. “En este contexto expone que si bien como asociación estamos velando por el interés de los emprendedores, el sistema integrado es un sistema que beneficia tanto a las pymes como a las grandes empresas del país, debido principalmente a que beneficia la reinversión, por lo que Asech debe tomar una postura en la pelea que hoy se está llevando a cabo”, señala el documento. Acto seguido, según el acta, se inició un intercambio de ideas y discusiones, lo que “básicamente se resume en la necesidad de Asech de tomar una postura de apoyar un sistema total o de si solo defender el 14 pyme”. El acta precisa que, “por mayoría”, los consejeros consideran que el sistema integrado total es mejor para el país, pero que el apoyarlo puede afectar la “credibilidad” de Asech, ya que aparecería apoyando a las grandes empresas, lo que podría ser apreciado negativamente por los socios. Por su parte —según el documento—, Mustakis manifestó que no le parece apropiado que la defensa al sistema integrado sea eje central del “mensaje”, pues va contra la imagen de defensa de las pymes, que es la razón de ser del gremio. “Sin embargo, señaló que por acuerdo del Consejo, el señor Diego Fleischmann está liderando el tema y, por lo tanto, le solicitó que definiera la estrategia y tomara su vocería”.Con todo, en esa misma sesión se acordó que si bien la unanimidad de “los consejeros está de acuerdo en el fondo en apoyar el sistema integrado total”, la decisión sobre la forma, “es decir, sobre demostrar públicamente la postura de la asociación de defender la integración, no es necesario tomarla hoy, ya que esta es una discusión que va a tomar muchos meses”. A los 16 días, Fleischmann renunció. Críticas a la gestiónOtro tema que quedó en evidencia luego de la renuncia de los cuatro directores fueron los cuestionamientos a la gestión del gremio emprendedor. “Tenemos una clara necesidad de profesionalizar nuestra gobernanza, estrategia y visión; sin embargo, no veo que esta visión sea compartida por el directorio”, argumentó el exdirector de Asech Tomás Sánchez en su carta de renuncia. De los cuatro directores renunciados, Sánchez es el que llevaba más tiempo. Según su carta, su incorporación a la mesa se dio por su vocación en promover el emprendimiento en Chile y contribuir al desarrollo de políticas públicas. “Lamentablemente, he visto cómo a este último punto no se le da la importancia que merece, contentándonos solo con dar buenas ideas y haciendo presión mediática, sin marcar la diferencia como referentes que estamos llamados a ser”, escribió. Fleischmann, por su parte, en la carta de renuncia también apuntó a esa situación. “El motivo de mi decisión tiene relación, en primer lugar, con mi desacuerdo en la manera en como se lleva a cabo la administración del gremio, situación que si bien he hecho saber expresa y oportunamente, continúa generándome disconformidad”, subrayó. Mauricio Russo, otro de los directores renunciados, según consignó La Segunda, dijo que se quedaba con la impresión de una “importante ausencia de gobierno corporativo, cierto caudillismo infranqueable y muy pocas opciones de diálogo”. La defensa del gremio A través de un carta, la Asech postuló que la diferencia entre la estrategia, visión y valores no es posible confundirla con problemas en gestión. “Lamentamos no haber podido convocar, en nuestro estilo de colaboración e inclusión, a quienes nos dejaron. Pero como emprendedores, tenemos la convicción de que hoy en día es necesario ser valiente, defender las convicciones, pelear por este nuevo Chile y por la construcción”. El reemplazo de los cuatro directores se definirá la próxima semana, en una junta extraordinaria. Según los estatutos de la Asech, el procedimiento consistirá en llenar el cupo con aquel socio que en la última elección obtuvo el lugar inmediatamente inferior.
Diego Fleischmann, exdirector de Asech, mostró su desacuerdo en cómo se ha llevado la administración del gremio. La presidenta de Asech, Alejandra Mustakis , a través de una carta a los consejeros regionales, defendió su gestión al mando del gremio. MANUEL HERRERA Acta de sesión del 6 de mayo, en la que el Consejo mostró sus diferencias sobre la integración tributaria. Tomás Sánchez , exdirector de Asech, señaló que el gremio no le ha dado importancia al desarrollo de políticas públicas. FELIPE VARGAS FIGUEROA Mauricio Russo , exdirector de Asech, dijo que se quedaba con la impresión de una importante ausencia de gobierno corporativo.
RUBéN GARCÍA BLANCO

El Mercurio