La repatriación de capitales fue una medida impulsada por la Reforma Tributaria del segundo gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet, bajo la cual los contribuyentes pudieron declarar sus capitales y patrimonios en el exterior pagando un impuesto único y extraordinario de un 8%. Sin embargo, para algunos economistas el actual proyecto de la oposición que propone una tasa del 2,5% a los «súper ricos» podría generar que quienes se acogieron a aquella iniciativa terminen pagando un «doble impuesto».

El Libero